Fiesta Nacional de la Vendimia

La Fiesta Nacional de la Vendimia se creó en 1936 en Mendoza para celebrar el fruto de todo un año de esfuerzo de trabajadores y productores, y en estos 73 años ha ido transformándose en la representación de la identidad mendocina en un show de reconocimiento internacional. En cada ceremonia se corona a una mendocina como Reina Nacional de la Vendimia para que represente a la provincia ante el mundo.

La fiesta nació en 1936 durante la gestión del demócrata Guillermo Cano, basada en festejos que los viñateros realizaban al fin de la cosecha. Merced al trabajo del ministro de Industrias y Obras Públicas, Frank Romero Day, y el director provincial de Turismo, Ramón Corti Videla, se instituyó el Día de la Vendimia como homenaje hacia la industria vitivinícola y un atractivo turístico. Se estableció, además un concurso anual para elegir una canción identificatoria.


De Godoy Cruz llegó la primera Reina

La primera edición de la Fiesta arrancó a las 10 de la mañana del 18 de abril de 1936, en la rotonda del parque General San Martín ante unas 10 mil personas que asistieron a un desfile de animales de carga y tiro, carros y otros vehículos que sintetizaron la historia del transporte en Cuyo. El cierre fue la noche del 18 en el estadio del Club Gimnasia, también en el Parque, donde ante una multitud se proclamó a la primera Reina de la fiesta: Delia Larrive Escudero, de Godoy Cruz (quien falleció en 2002).

En 1937 la fiesta captó la atención de la prensa de todo el país, que junto a la local cubrió el desfile de carros y la coronación de la Reina en Gimnasia y Esgrima. Fue elegida Elia Rico, de Junín, auténtica vendimiadora, según se dijo en aquel entonces.

Al año siguiente, las ceremonias del 2 de abril incluyeron la primera Bendición de los Frutos, a cargo del obispo de Mendoza, monseñor José Aníbal Verdaguer. Por la noche, se proclamó Reina a Angela Dorigo, de Luján de Cuyo (quien falleció en 2007). Siguió un baile en el balneario popular Playas Serranas y una fiesta veneciana que paseó a Angela I y su corte por el Lago del Parque.

En 1939, gobernaba Mendoza otro demócrata, Rodolfo Corominas Segura, quien asistió a los actos que comenzaron el sábado 25 de marzo. Esa noche como novedad se realizó el Corso de Fantasía de la Avenida San Martín, que paseó a las reinas sobre sus carros por esa arteria céntrica. La elección de la reina fue el 29 en la Rotonda el Parque, sitio del Acto Central hasta 1949, sobre un escenario que representaba a una antigua ciudad europea; asistieron unos 90 mil espectadores. Otra innovación fue que la elección se hizo al final del show. El resultado favoreció a Susana Justel, de Las Heras.

En 1940 nacieron los primeros acontecimientos culturales paralelos a la fiesta: en la semana de la Vendimia se presentaron varias muestras y exposiciones. El acto central ocupó un monumental y sobrio escenario que marcó el inicio de la etapa de los llamados "palcos monstruos". La lluvia obligó a correr la elección al 20 de abril, cuando fue proclamada Brígida Santini, de Maipú. La noche siguiente se repitió el desfile por la avenida San Martín pero se lo llamó Vía Blanca.

Cada año, una innovación

Desde febrero de 1941 gobernaba la provincia otro demócrata: Adolfo Vicchi. Para el Acto Central se construyó un espectacular escenario flotante de 40 metros largo y 20 de ancho sobre las aguas del Lago del Parque. Irene Roldán, de San Rafael, fue la Reina (falleció en 1951, al momento de dar a luz). Posteriormente, y por primera vez, se realizó el Baile de las Reinas organizado por el Círculo de Periodistas.

En 1942 vino por primera vez un presidente a la fiesta: Ramón S. Castillo, en el cargo por renuncia de Roberto Ortiz, en julio del '40. El Acto Central fue el primero con argumento: se refirió a la introducción de la vid en América y su evolución hacia el futuro; lo dirigió el teatrista porteño León Alberti. La Reina fue Emilia Cobos, de San Martín.

La noche del 20 de marzo de 1943, el Acto Central fue una teatralización con la vid y el vino como protagonistas. La música estuvo a cargo de orquestas llegadas de Buenos Aires. Luego, fue coronada Olga Altamiranda, de Tupungato.

Fastuosidad pese a todo

El 4 de junio del '43 año, un golpe de estado había derrocado a Castillo tras una puja con su ministro de Guerra, Pedro P. Ramírez. El 9 de junio fue designado interventor de la provincia el coronel Humberto Sosa Molina, comandante de la Agrupación de Montaña Cuyo.

Aún así, la Fiesta de 1944 repitió la fastuosidad de las anteriores: el escenario del Acto Central, que fue el 26 de marzo, medía 45m de frente y 26 de profundidad. La novedad fue la incorporación de un maestro de ceremonias: Juan José Piñeyro. Ante ¡190.000! personas se coronó a Olga Varas, de Junín.

En 1945 el escenario para el espectáculo y la elección tuvo de destacable que las carrozas de las reinas fueron parte de la ornamentación del escenario. Aquella vez fue elegida Noemí Ongarato, de Maipú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ultimos posts publicados

Fiesta Nacional de la Vendimia en Mendoza